Mí Filosofía

Aviso legal, esta obra escrita por Alejandro Ocaña García se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivadas 3.0 Unported.

 

No vengo a hablaros sobre fisiología del ejercicio, sobre sistemas o vías energéticas, sobre el aprovechamiento para tu entreno o diferentes metodologías…no, me resultaría realmente fácil y simple, además de no ser el propósito de ese artículo, este aspecto lo dejo para el día a día en una semana de FOD.

Vengo a hablaros de MI FILOSOFÍA DE ENTRENAMIENTO, que es la base sobre la que se compone FOD. Es algo compleja y extensa, y necesitaría muchas más entradas como ésta para darla a entender cómo me gustaría, no obstante, intentaré resumir.

LA FILOSOFÍA DEL ENTRENAMIENTO. ¿CUÁL ES LA TUYA?

Es posible que nunca que te hayas parado a pensar este aspecto de tu entrenamiento. Pero En gran parte, tu filosofía refleja la actitud con la que afrontas tu entreno, al igual que tu actitud ante el entrenamiento muestra en gran parte tu carácter o tu manera de tomar ciertas decisiones en el día a día.

Es curioso que unas de las filosofías más comunes que veo en nuestro deporte, crossfit, es la de “siempre a por todo o siempre al máximo”, “la intensidad es siempre LO ÚNICO que importa”, o “más es mejor”. Como dije antes, tu filosofía o tu manera de encarar tu entrenamiento determina en gran parte tu manera de practicarlo, y es importante destacar que no siempre más significa mejor.

LA CONSISTENCIA

La consistencia es la base sólida sobre la cuál debes empezar a construir tu filosofía.
Tener una buena consistencia requiere presentarte delante de tu entreno con paciencia, día tras día y hacer el trabajo según lo planificado. Es a través de este compromiso, de este esfuerzo constante y disciplinado, por lo que alcanzamos resultados, obteniendo progresión al cabo de largos períodos de tiempo.

Esto no quiere decir que la intensidad no es importante (lo es, de hecho, es el pilar fundamental en crossfit). Sin embargo «El entrenamiento duro, es el entrenamiento inteligente». Tenemos que tener en cuenta que la clave para la intensidad productiva, es tenerla en las proporciones correctas en los momentos adecuados.

Yo este concepto lo veo así…

Fácil o difícil…De esto se trata todo en esta vida.

Entrenar duro es fácil, muy fácil. Es fácil porque la gran mayoría de personas que practican crossfit a cierto nivel, sea cual sea, están intrínsecamente motivados para hacerlo. Conocen el “placer” a corto plazo que sentiremos tras unos minutos u horas de “sufrimiento” He visto a mis alumnos, chicas o chicos entrenar duramente, dejarse la piel en su hora de entreno, es su momento del día, chicas y chicos de todos los niveles, altos y bajos, rápidos y lentos, novatos y veteranos, que han sido capaces de sudar sangre en cada entrenamiento.

Por lo tanto, me niego a creer que algo que puede hacer tanta gente sea realmente difícil o “duro”.

Entonces, si dar intensidad a tu trabajo diario es tan fácil, ¿por qué tan pocas personas consiguen la excelencia a la hora de practicar nuestro deporte?

Te voy a decir porque…

Lo realmente difícil es entrenar duro, como una bestia, como un animal, me da igual como se le califique, pero INTELIGENTEMENTE y mantener además un estilo de vida que sume de cara a tu rendimiento. Probablemente esto sea lo que distingue a un verdadero profesional de alguien que no lo es, o alguien que entrena duro de otro que solo lo parece (redes sociales, vídeos, tendencia de personas que solo practican un deporte por aparentar, o para decirle a sus seguidores lo que levantan o logran como si lo hiciesen todos los días…)

Pero un atleta va más allá del trabajo realizado en el entreno. Lleva consigo un estilo de vida que requiere un esfuerzo cuidadoso para desarrollar y mantener el rendimiento. Has escuchado que «lo que se hace fuera del entreno importa tanto o más». ¿Te has detenido a pensar en lo que eso supondría para ti?

Por lo tanto, un entreno, dos, o 3 de manera aislada, o tu mejor levantamiento del día o de la semana no es duro. Lo que yo lo que considero que es tremendamente duro se podría decir que es;

  • La fatiga que te acompaña allá donde vas, te acostumbras
  • Ser estricto con tu horario y respetar tus biorritmos, al final es una limitación
  • Estar lejos de tu familia y amigos (imposibilidad de planes por tu entrenamiento o hábitos que acompañan el mismo “el famoso entrenamiento en silencio o invisible”)
  • Estilo de vida diferente, sea cual sea la fecha del año, si así es, sea cual sea.
  • Someter el ocio a la rutina de entrenamiento y descanso
  • Mantener una adecuada alimentación sea cual sea la fecha del año, y así satisfacer la demanda energética creada por el entrenamiento y favoreciendo la adaptación al él.
  • No tener fines de semana ni días libres. Estar siempre involucrado en tu entrenamiento, ya sea físico o mental, y en su posterior recuperación.
  • El estrés psicológico de estar al 100% cada día, física y psicológicamente. Llega el día en la semana que físicamente no lo estas, solo te queda estarlo mentalmente.

Por esto y mucho más que me dejo sin mencionar, lo que a mí me parece realmente duro es quien consigue pasar por todo esto y a la vez disfrutar de lo que hace, ese sí que es una auténtica persona “dura”. FOD, es para toda aquella persona que quiere obtener rendimiento físico en Crossfit, pero especialmente es justo para ese tipo de persona.

Y para mí, lo verdaderamente difícil es lo que hay entre el final de un entrenamiento y el principio del siguiente, porque eso no tiene recompensa inmediata. Eso es lo que nos lleva a alcanzar las metas a largo plazo, no objetivos de semanas o meses, sino de años.

Mi filosofía va más allá…

Ir demasiado fuerte en los días “fáciles” de entreno o que te parecen que puedes arrebatarlo más fuerte, harás que vayas demasiado fácil o débil en los días que son realmente difíciles, que tiene un objetivo cíclico. En otras palabras…si vienes demasiado cansado (o dolorido) para hacer el trabajo a la intensidad adecuada o ya programada, no cumplirás con el propósito de la sesión de entrenamiento y no estarás llevando tu progresión a largo plazo. Tenéis que tener claro que cuando la intensidad conduce a la inconsistencia, se convierte en el enemigo de tu éxito. Sin embargo, cuando conseguimos manejar la intensidad en todos sus aspectos y patrones que se reproducen en crossfit estaremos más cerca de nuestro éxito y objetivo. Es por esto, por lo que dije que no todo es (más intensidad), pero si es un pilar fundamental de Crossfit, es su esencia.

Sin embargo, ponértelo difícil en lo que por sí mismo, es difícil, hará que lo fácil te sea más fácil, ir un poco más intenso de lo que debes ir ese día, (siempre y cuando acompañe el físico claro) construirá un mayor rendimiento. No sé si entendéis esa delgada línea entre lo duro y lo absurdo entre lo difícil y lo fácil entre mucho o poco…

Es por eso que uno de los aspectos o filosofía principal de FOD, es la INTENSIDAD. Esperamos que tu esfuerzo sea 100% en el momento de tu entreno. Esto significa que debes de aceptar la intensidad y ese sufrimiento que recibes de ella con serenidad y agradecimiento. Recicla tu dolor, saca algo de bueno en él, ya estás sufriendo, úsalo. Permite que te lleve o eleve al siguiente nivel. Hay dos lados del dolor que muchas atletas no entienden, hay un lado que es el sufrimiento y la incomodidad del momento, pero también hay otro tipo de dolor que se le podría llamar fuerza, o recompensa, esto significa que puedes encontrar un camino para superarlo y encontrar algo del otro lado del dolor…y si no lo has encontrado, es porque en el primer momento que realmente empiezas a sentir este tipo de dolor, retrocedes…  el dolor es tramposo, si no se controla, él te controla a ti, es por eso por lo que no es tan fácil, no todo el mundo puede, ni todo el mundo es para FOD. A veces, tu mayor dolor no se trata de ti, si no de un propósito mayor. Si superas esto, si encuentras la manera de no tomártelo a modo personal, el proceso hasta tu objetivo será un mero trámite…Aprende a apreciar las ocasionales tormentas que aparecen en tu vida, ese será el ingrediente de como reciclar tu dolor.

Sin embargo, otras sesiones, es vital prestar atención a los detalles técnicos de un movimiento o limitarte a practicar por un conjunto de intervalos con el único fin de cumplir con el propósito de la sesión, aunque puedas ir a más intensidad, aunque puedas ir más duro, o, aunque puedas ir más rápido.

Y entre tu y yo, esto último, yo no siempre lo hago. Cuando puedo ganarle a un EMOM, lo hago, cuando puedo meter 6 rondas en 5 minutos en vez de 7 minutos que era el objetivo, lo hago, cuando me obligo ir al 70% de mi esfuerzo percibido ante un levantamiento de peso, pero puedo ir al 90 o al 100% de ese esfuerzo… lo hago…hay una frase que digo a menudo y que me repito a mí mismo casi a diario, que es , todo o nada…pero te digo una cosa, este no es el camino porque hay que saber dosificar bien esta ansia, esta motivación que debes de alimentar cada día, pero sí que es, un rasgo que contempla FOD.

Tómate un momento para pensar (y tal vez escribir) tu filosofía de entrenamiento. ¿Cómo crees que debes entrenarte para progresar y con ello lograr tus mejores resultados? ¿La coherencia y la paciencia son parte de tu filosofía? Si no es así, ¿Por qué los reemplazas? Se sincero contigo mismo mientras te planteas estas cuestiones.

¿Cuál es la diferencia entre “ir a por un esfuerzo total” a “ir a una máxima intensidad”? ¿Son iguales o diferentes? ¿Si es así, cómo? Para mí no son exactamente iguales y creo que la distinción entre estos dos conceptos es importante.

La paciencia es una amiga cercana de la consistencia. Te permite mirar el panorama general y colocar cada sesión de entrenamiento en su contexto. Con paciencia, podemos darnos cuenta de que alcanzar nuestros objetivos lleva tiempo y que ninguna sesión es más importante que 3 meses enteros de entrenamiento.

Desafortunadamente, es más fácil ser impaciente que paciente, y muy difícil ser paciente que impaciente, especialmente cuando hemos establecido grandes objetivos para nosotros mismos. La impaciencia nos lleva a expectativas poco realistas («Debería ser capaz de atacar este entreno de esta forma, hoy, ¿por qué no puedo? Debe haber algo malo en mí») («si no puedo resolver esto hoy, entonces nunca lo seré» estos y otros patrones de pensamiento no productivos son un gran enemigo de tu rendimiento y éxito deportivo.

Al desarrollar la paciencia, podemos establecer expectativas más realistas y adoptar un enfoque constructivo de nuestra capacitación e incluso acercar nuestro objetivo, aunque nosotros creamos que lo estamos alejando más.

No cuentes los días, haz que los días cuenten -Muhammad Ali

Echa un vistazo a algunos de tus hábitos actuales. Pregúntate: «¿Están estos hábitos que he elegido alineados con mis metas y en quienes deseo convertirme?» Es posible que no hayas pensado antes en «elegir tus hábitos». Pero debes de saber que cada día, tomas decisiones que se convierten en acciones y, a través de la repetición, estas acciones se convierten en tus hábitos. La realidad, es que hemos elegido muchos de nuestros hábitos hace tanto tiempo, que ni siquiera podemos recordar cómo empezamos con ellos.

Si somos conscientes con respecto a lo que hacemos repetidamente, podemos practicar quiénes queremos ser, y a través de la práctica, podemos convertirnos en la persona que queremos. -Eric Greitens

¿POR QUÉ ENTRENAS?

¿Has pensado sobre esto? Cada día dedicas mucho tiempo y esfuerzo a tu entrenamiento. ¿Para qué es todo esto?  Tener este aspecto claro es algo muy importante, ya que hará que cada día des tú 100%, seguramente hará que no te encuentres perdido y no pases por tu entreno como algo más del día…

Cuando pienses en dejarlo, piensa en porqué empezaste -Mike Jovanni

SUEÑOS

No sueñes en pequeño, pues ellos no tienen el poder de mover los corazones de las personas. -Johann Wolfgang von Goethe

Los sueños…todos tenemos sueños. Los sueños son deseos sobre cómo nos gustaría que fueran nuestras futuras vidas. Muchas metas comienzan como sueños. Es posible que veas a un atleta que te inspire con la idea de que quizás algún día puedas ser tan bueno o incluso mejor que él. El poder lograr lo que ellos han logrado. A veces tus sueños permanecen simplemente como sueños y otras veces se convierten en realidad. Cuando comienzas a ver tu sueño como una posibilidad, se convierte en algo por lo que puedes luchar. Tal vez incluso se convierta en tu objetivo.

Si crees en ello, tu cuerpo encontrará la manera de hacerlo real

METAS U OBJETIVOS

El éxito es un ideal interior seguido persistentemente con coraje. Y una manifestación externa de ese ideal. -William James

Sin embargo, a veces puede ser difícil hacer una distinción entre un sueño y una meta. Mientras que los sueños son meros deseos, los objetivos requieren compromiso y una acción directa. Los objetivos conllevan una visión de un mañana más prometedor, para aquellas personas que están dispuestas a hacerlos realidad.

RESULTADOS

RESULTADOS

Cuando los atletas piensan en sus objetivos, a menudo se enfocan en resultados como calificar para un evento, colocarse alto o terminar en un podio en una competencia, y tal vez incluso obtener un contrato de patrocinio. Si bien estos objetivos pueden ser motivadores, su logro no está bajo su control, ya que también dependen del juicio y el desempeño de los demás.

Los resultados de tus objetivos actúan como invitaciones para hacer el trabajo requerido para el éxito. Sin embargo, su logro no debe confundirse con el verdadero propósito de su entrenamiento.

Esta frase lo explica…

… solo tenemos derecho a nuestro trabajo, pero no a los frutos de nuestro trabajo. Todo lo que el guerrero puede dar es su vida; Todo lo que el atleta puede hacer es dejar todo en su entrenamiento. -Steven Pressfield

 

METAS EN TU DESEMPEÑO

Ser «más fuerte» o ser «mejor en una habilidad gimnástica » son cosas útiles para alcanzar tu meta, pero será imposible saber realmente cuándo las has logrado. Los objetivos de rendimiento son puntos de referencia que sirven como puntos de control tangibles en tu proceso. Pueden ser objetivos de entrenamiento, como golpear una arrancada de 100 kg o ser capaz de hacer 20 Ring Muscle ups sin romper la serie. Sin embargo, no solo tienen que ser cifras, también pueden ser objetivos en un evento específico o en una sesión de entrenamiento, como mantener intactos todos los sets de una misma serie de chets to bar y realizarlos unbroken o mantener un mismo ritmo en tu frecuencia cardíaca establecido antes de la sesión.

Pero debes de saber que los objetivos de rendimiento útiles deben de ser realistas, desafiantes y alcanzables a corto plazo, debe de ser de manera escalonada, en un marco de tiempo razonable. Deben de ser medibles y que puedan estar bajo tu control.

Sin embargo, FOD contempla bien un problema que hay presente en el performance de muchos atletas, propiciado está claro, por un desbalance o mala gestión del programa de entrenamiento. No sirve de nada que un atleta tenga 130 de máxima en su arrancada, si no es capaz de hacerse más de 30 pull-ups unbroken, seguido de una serie de 100 DU sin fallar. Esto solo es un ejemplo del tipo de descompensaciones que presentan muchas atletas propiciadas por su programa de entrenamiento. FOD, busca esa similitud o simetría en el performance del atleta de crossfit. Intentará que tenga una máxima de arrancada alta, lo más alta posible, pero también intentare que seas capaz de mover tú 80% de esa máxima durante 30 veces en intervalos de tiempo de 30 segundos, junto con unos ejercicios pliométricos, por ejemplo. Este aspecto, es crítico en el rendimiento de crossfit, querer dominar todo, ser especialista en todo y experto en nada, es un aspecto que hay que madurar. La inmadurez reside solo en la ignorancia total. Comprenderte, observarte y escucharte a ti mismo es el principio de la sabiduría «.

FOD busca la máxima eficiencia como atleta, ya que finalmente serán tus carencias las que limiten tu habilidad.

 

EL PROCESO

Los objetivos del proceso son los pequeños pasos diarios que conectan tus sueños con la realidad. Son las acciones que puedes (y debes) tomar para lograr lo que te has propuesto hacer. Tu capacidad para llevar a cabo este proceso es directamente proporcional a la cantidad de éxito que tendrás como atleta. En otras palabras, aquí es donde ocurre la magia.

TU VERSIÓN

Cualquiera objetivo que tengas, contiene una suposición implícita de que, al lograr el objetivo, de alguna manera, se convertirá en una mejor versión de ti mismo. Sin embargo, esta mejora no se produce en el momento que has alcanzado tú objetivo. En su lugar, se podría decir que te encuentras en el camino que te dirige a tu objetivo o meta.

Y está claro que lograr tus metas requiere compromiso. Un compromiso es una promesa que te haces para realizar lo que un día te propusiste. Al mantener esta promesa, construirás confianza en ti mismo a medida que trabajas para lograr tus objetivos.

TU MENTALIDAD

La mente…increíblemente importante en todo deporte a alto rendimiento, pero más si es en Crossfit. Quien practique crossfit a un nivel algo más profesional sabe que es una práctica diaria sufrida, muy sufrida. Para empezar, crossfit es un deporte que requiere de una movilidad y elasticidad que solo se consigue con un trabajo diario. Requiere de una disciplina en el aprendizaje de tu técnica y habilidad ante los movimientos brutal, que solo se consigue con horas…y horas…y momentos…duros…de cansancio…de dolor, de pereza, pero he ahí cuando interviene tu carácter, lo que hay en ti, tu motivación, lo que hace que te muevas, TU MENTALIDAD. Los atletas que participan su deporte de manera profesional, como es obvio, dedican una gran cantidad de tiempo a mejorar el rendimiento deportivo. La mayor parte de este tiempo, la dedican a desarrollar las cualidades físicas y habilidades técnicas, y resto de ese tiempo la dedican al aspecto nutricional, descanso como en técnicas de recuperación, pero a menudo, el componente psicológico del rendimiento deportivo es totalmente pasado por alto, siendo uno de los motores más importantes del rendimiento físico. Las estrategias psicológicas, que utilizan los atletas de élite incluyendo la motivación, el nivel de activación (fisiológico), la atención, la auto-confianza, el entrenamiento mental, el estrés (no confundir con distrés) la agresividad (ojo, no confundir con violencia) o la fijación de objetivos y rutinas de pre-entrenamiento (PPR) son utilizadas para crear un estado mental óptimo para el atleta y garantizar un rendimiento eficiente bajo presión (1). Sin embargo, la mayoría de programas escasean en la importancia que le dan a este aspecto, siendo casi el motor principal por el que el atleta hace o que hace, día a día. Tenemos que tener claro que CASI todas las sensaciones que obtienes durante un wod, vienen de arriba abajo, es decir son señales que nos manda nuestra cabeza en momentos que realmente lo estamos pasando mal, es humano. Estoy cansado, como duele este trabajo, demasiada intensidad, demasiada carga, no estoy bien, puedo ir más rápido… voy lento… ¿iré lo suficiente rápido? Son muchas las cuestiones que nos surgen en un entrenamiento las cuales el 90% no son reales, solo que es un momento de debilidad que da pie a nuestros mayores miedos o temores.  FOD contempla este aspecto en todas sus semanas de entrenamiento, al igual que entrenas el tren inferior para ser más fuerte o resistente, debes de entrenar la mente para que sea más fuerte y tenga más resistencia, construir personalidad, confianza, agresividad, decisión entre otros muchos aspectos, es primordial para el rendimiento del atleta. Entrenamientos que progresivamente vayan rompiendo tus límites psicológicos, tantos por desafíos físicos como por tolerancia al dolor. No dudes en empezar la mañana de entrenamiento con algún elemento o metodología que realmente sepas que te va a doler, que vas a sufrir, o que no vas a dominar, esto construye tu carácter.

 

Os dejo un caso práctico:

Trabajo de 9 intervalos con estaciones de trabajo de 45 segundos, con un descanso de 90 segundos.

45 segundos de máximos Thruster con 50 kilos

15 segundos de transición en la cual debes observarte, pulsaciones, sensación muscular etcétera respecto a los diferentes ritmos que has llevado en los thruster.

45 segundos máximos Muscle up en barra

Y ahora vendría tus 90 segundos de descanso.

 

En este entreno debéis de ver el trasfondo mental. No hay repeticiones, no hay objetivos claros descritos, solo hay “sufrimiento” y pensamientos o bien positivos o negativos…ahí está tu entrenamiento mental. ¿Puedo hacer 12, 15 o 17 Thruster que tanto me repercutirá el ritmo que lleve en los thruster luego en los Muscle ups, si hago 15 Thruster hare 9 Muscle ups si hago 17 haré me repercutirá en los Muscle ups y podré hacer 8? Es obligatorio para el atleta prestar atención a este tipo de aspectos. El auto diálogo, la auto charla, la valoración, genera confianza, y la confianza nos genera seguridad, y la seguridad nos da confianza…si es un circulo, que nos será beneficioso en una competencia o clasificatorio o un simple evento. La confianza es lo que hace que termines un EMOM que creías que no podrías completar, o hace que una serie de 18 Ring MU que creías que no podrías hacer unbroken, la hagas.

La forma de desarrollar la confianza en ti mismo es hacer lo que temes. -William Jennings Bryan

Como podéis ver en el resumen de trabajo, se muestra diferentes ritmos, pero en todos menos en el 8, un ritmo mantenido de 16 Thruster y 9 Muscle ups, solo que en el 8 decidí elegir ese intervalo para explorar un umbral de dolor aun mayor y realizar 19 Thruster y 12 Muscle ups. Elegir un sitio en el que, por ejemplo, te de el sol en la cara y te reste un poco de concentración, obligarte a no coger magnesia cada dos por tres (ya que es un escape para descansar), obligarte a no mirar las rondas o el reloj en este tipo de entrenamientos, y confiar en tu cadencia y ritmo en cuanto a repeticiones, esto también hará que no pares de ejecutar movimiento antes de que llegue el tiempo, ponerte las anillas más alto de la cuenta, en definitiva buscar la dificultad en todo los momentos de tu entreno o en casi todos, y buscar el dolor, el dolor real, el que dudas si vas a poder tolerarlo, pero no os equivoqueis, el dolor no se consigue con entrenamiento extenuantes e interminables, se pueden conseguir con 120 segundos de trabajo pero que sea capaz de crearte una sensación que hasta ese momento no hayas sentido, y eso, esa sensación, solo la puedes buscar tú. Yo me he llegado a poner entrenamientos de 150 minutos, EMOM, AMRAP, tan dolorosos como 30 segundos de trabajo, pero cada uno con un tipo de dolor diferente, pero todo suma, todo cuenta. Entiende que todo atleta de élite de CrossFit, ese que ves que puede que sea tu ídolo, es humano, y también tiene debilidades, pero seguramente haga algo para atacarlas y de manera contundente, volvemos al carácter. Aspectos y factores como un correcto planteamiento o estrategia ante un wod, nuestra respiración, donde voy a respirar y donde no, donde voy a moverme y como voy a hacerlo, hábitos o gestos dentro de un mismo wod que hacen que puedas realizar una serie de 15 repeticiones o en cambio escasas 4 repeticiones. Al igual que sabes donde fallas en un levantamiento de snatch, debes de saber o identificar que esta fallando en tu mentalidad. Recuerda lo que dijo Rich Froning hace muchos años, en su época competitiva en una entrevista justo antes de los Games, – No creo que, en las 10 aptitudes físicas siempre mencionadas, exista mucha diferencia entre todos los atletas de CrossFit que estamos aquí ahora…lo que si creo que el que pueda ser eficiente y sepa gestionar la aptitud 11 (mental) será el que marque la diferencia real en el futuro.

Tenemos que tener en cuenta que el auto crecimiento mental en la mayoría de casos es un proceso, es algo que va ocurriendo momento a momento, algo que se va construyendo día a día. Tendrás días en los que te encuentras perdido y no hayas podido controlar un entrenamiento, y otros días que te sentirás pletórico y que ese entreno mental o ese preparatorio antes del wod haya surgido efecto. Persevera.

 

Estos y muchos otros factores cambia por completo el resultado obtenido y con ello nuestro proceso. Como estos y muchos otros, son los que intento que pongáis en práctica en vuestro día a día con FOD.

 

FOCUS EN TU PROCESO

No todos los días en tu lugar de entrenamiento serán perfectos. Pero la excelencia no es el resultado de grandes sesiones de entrenamiento, sí que es el resultado gradual de luchar siempre por ser mejor. -Pat Riley.

Cuando hablamos de su proceso, estamos hablando de las acciones que estas tomando de manera consistente para alcanzar tus metas. Esas acciones pueden ser muy aleatorias e improvisadas, o pueden estar bien organizadas en rutinas constantes que sigues a diario. De cualquier manera, son estos medios por los cuales te mueves (o te alejas) de tus metas.

Como ejemplo, no es lo mismo llevar a cabo un preparatorio conscientemente de movilidad y estiramiento enfocado para los movimientos que tienes en el dia, mientras preparas mentalmente tu entrenamiento, (es un buen momento para incluir tu PPR) seguido de una práctica deliberada de la técnica de los ejercicios preparándonos para el trabajo principal, y una vez concluido el entreno, una correcta vuelta a la calma…tenemos que saber que en el momento que termina tu última sesión empieza el momento de recuperación. Cuanto mayor y antes sea tu recuperación mayor será la calidad que le des a la próxima sesión.

Luego del entrenamiento, hacer un seguimiento de los resultados, una revisión y análisis constructivo de la sesión con notas de mejora es vital.

Pero la realidad que se ve a diario es otra muy diferente…Como atletas, solemos medirnos por los resultados de nuestras sesiones de entrenamiento. Miramos los tiempos y los pesos para deducir si hicimos un buen entrenamiento o no. Y si, son datos valiosos, pero debemos de saber que esto puede ser un arma de doble filo si se hace a costa de prestar atención al proceso que nos llevó a estos resultados.

Pero ¿qué pasaría si la clave del éxito o el fracaso de tus sesiones de entrenamiento no viniese dada por los números, sino por la consistencia y el enfoque?

Tened claro esto: al ser implacables en el enfoque de tu entrenamiento -a la hora desarrollar, refinar y adherirse al proceso- estás comprometiéndote con la mejora de tu capacitación y el logro de tu meta a largo plazo… estas comprometiéndote con el éxito.

El éxito no es más que unas pocas disciplinas simples que se practican constantemente día tras día; el fracaso es simplemente algunos errores de juicio, que se repiten día tras día. -Jim Rohn

Con FOD, intento que todo este tipo de cuestiones o al menos que formen parte de tu entrenamiento diario. No te dediques a seguir programas de entrenos que te hablen de umbrales de trabajos, distintas metodologías o características del entrenamiento, conocimientos que a ti realmente no te dice nada, no sólo te limites a leer porcentajes, series y repeticiones… observa y piensa, analiza, deduce y actúa.

Como dije al principio, mi propósito con esta entrada no es vender FOD ni deciros que se compone FOD, qué métodos recoge, ni qué fisiología le aplico, mi objetivo es dejar claro cuál es la filosofía de FOD, vengo a deciros que es FOD.

 

FOCUS OF THE DAY: F.O.D

Autor: Alejandro Ocaña, Head Coach FOD Program

 

 

Alejandro Ocaña García
Autor

Hola soy Alejandro Ocaña, estudie en la NSCA para Preparador Físico CSCS. El principal lema de la NSCA es “Bridging the gap between science and application” (reduciendo la distancia entre la ciencia y su aplicación), su compromiso es el de contribuir a que la labor de entrenadores/preparadores físicos se ajuste lo máximo posible a los avances científicos y a los últimos estándares de calidad, rendimiento y seguridad. Posteriormente, me he especializado en Nutrición clínica/deportiva. Posteriormente me especialicé en diferentes campos, todos relacionados con el alto rendimiento, lo que me ayudo a ampliar mis conocimientos sobre nutrición, distintas metodologías de entreno y su aplicación. Durante toda mi vida me ha encantado el deporte, he practicado Pádel, Tenis, Rugby, hubo una época que me dio por el Boxeo y el Taekwondo, luego Natación, pero empecé a disfrutar del deporte y del alto rendimiento con la gimnasia artística, a la que me estuve dedicando durante varios años con gran entusiasmo. A día de hoy, me dedico a Crossfit de manera profesional, a la vez que sigo ampliando mis conocimientos.

Mi principal propósito es ayudarte gracias a mis conocimientos, experiencia y motivación que he ido adquiriendo durante años a través de mi formación y experiencia, para estrecharte el camino todo lo posible entre tu estado actual y el objetivo que quieres cumplir. Ayudo a mis alumnos no solo a ponerse en forma, sino a vivir un estilo de vida diferente y entender cómo funciona su cuerpo. Sobre todo a saber qué necesitan para progresar y asegurar esos progresos. Es muy sencillo, cada entrenamiento y cada comida cuentan, y si uno entiende lo que hace, empezará a disfrutar de ello, siendo su forma de vida. Al igual que sabes cuánto consume tu coche, es fundamental que sepas lo que necesita tu cuerpo. La experiencia y el aprendizaje que he adquirido a lo largo de mi vida, es lo que intento transmitirte, mi meta está en mejorar día a día y el ver los progresos de los atletas que están conmigo, es sin duda una de las mayores satisfacciones para mí. Todo ello lo explico en mis clases y en los programas de entrenamiento, para que aprendas y entiendas la ciencia del entrenamiento, como la ciencia de la nutrición.

  • Preparador Físico CSCS Certificado por la NSCA, que es la Asociación Nacional del acondicionamiento y entrenamiento de la fuerza. (2010-2013)
  • Entrenamiento Deportivo en Athletes Performance (2012 – 2014)
  • Máster en Alto Rendimiento del Comité Olímpico Español (Universidad Autónoma de Madrid. (2013 – 2014)
  • Máster en Rendimiento Deportivo: Fuerza y Acondicionamiento Físico. UCAM. (2013 – 2014)
  • Maestría en Nutrición Clínica/Deportiva (2012 – 2014)
  • Ayudas Ergogénicas Nutricionales en la Actividad Física y Deporte
  • Análisis Cinemático de Halterofilia (2011-2012)
  • Entrenador Nacional de Atletismo por ENE (2014-2016)
  • RCP y DESA por la SEMICYUC (Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias

www.athleticperformance.es